Naranja, mango, tomate, aguacate y aceite con sal en pan de ajo

Ir al mercado de Suchitoto es toda una experiencia. Los olores fuertes están impregnados en el ambiente al estilo Marrakech pero en miniatura. Los colores son tan vivos como el pueblo en sí. El verde de la banana sin madurar es la pared de la pupusería de la plaza. El rojo del tomate son las tejas de las casas cuando arde el sol y el negro de la piel del aguacate son los barrotes de las ventanas. Vaya comparación. Con lo que me muero por el aguacate. Es parecido a servirse unos besos en el desayuno. Dulces y apetecibles.

20160702_072310 (1)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s