“El feminismo es una mirada, no solo una idea”

PIKARAko konferentzia

Hay que conocerla.

No tengo el atrevimiento de decir lo que es mejor, pero sí lo que más me gusta. Por eso he querido escribir sobre ella, Pikara magazine. He aprovechado el momento. Ayer mismo, en mi facultad, después de la hora del buen café, Andrea Momoitio , una de las coordinadoras de la revista, presentó el tercer número en papel. Más allá del contenido, la “adicta a los macarrones con tomate” (como ella misma se describe) nos ofreció una serie de ideas que abarcan el feminismo en el ámbito periodístico y de comunicación.

El 80% de las personas consultadas para hacer un reportaje o entrevista son hombres. Es habitual que las mujeres salgamos en los medios de comunicación como estas personas que pasamos por la calle y dan contexto a lo que se llama una noticia blanda, NUNCA en calidad de expertas. Me parece adecuado que todxs y sobre todo, quienes estudiamos periodismo y queremos ser comunicadores en un futuro, esperemos que no muy lejano, tengamos este dato en cuenta y luchemos por cambiarlo.

La charla continuó a partir de ese momento con las experiencias propias de la revista. Es triste como los medios de comunicación y los mismos lectores no aceptan a Pikara como un medio de información más. Como bien explicó Andrea Momoitio, Pikara no solo publica información sobre hechos feministas, si no que todo lo que escriben lo hacen desde un visión feminista. “El feminismo es una mirada, no solo una idea”, afirmó con seguridad.

He de admitir que el debate fue realmente gratificante:

El hombre blanco y heterosexual (como él mismo quiso remarcar, no lo estoy suponiendo yo) aseguró que no se siente nada identificado con los valores feministas en los que Momoitio profundizó, que la lucha feminista no apoya sus derechos. Fue en ese momento cuando encontré el claro ejemplo a ese tipo de pregunta-ataques que me ha tocado escuchar; que no aguantar, por supuesto. Igor Ahedo, el acompañante de la ponente y su ex profesor en política, respondió a esa crítica que de verdad…yo me enamoré.

Comparemos la situación con un estado. El opresor y el oprimido. El primero no necesita sacar su bandera y luchar por proclamar su pueblo como independiente, porque ya lo es. Por el contrario, el estado oprimido alzará la suya con más fuerza que nadie. Porque le pisan, saltan encima suyo y a día de hoy, siguen quemando sus banderas.

Un punto importante que sacó a relucir la subdirectora de la revista, son las diferencias que encontramos dentro del propio movimiento feminista.

Quiero que a pesar de las diferencias consigamos respetarnos. Quiero que entre mujeres blancas, negras y de todas las razas nos apoyemos. Quiero que la mujer española me respete a mí como mujer euskalduna y feminista que soy. Y yo respetarla a ella. Quiero que todas las mujeres nos ayudemos y avancemos juntas en nuestra lucha dejando de lado otras diferencias políticas. Somos mujeres que peleamos por nuestros derechos y voy a luchar por nosotras.

PD: ya está bien de tanto “cojonudo” y “coñazo”. Este lenguaje lo utilizan hasta los niños…es preocupante.

Mila esker Pikara!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s